jueves, 31 de marzo de 2016

El homenaje a Cruyff somos nosotros

- Futbol especta-culo

Sí señores. Dentro de unos días tenemos otro clásico Barça - Madrid, o lo que viene a ser lo mismo últimamente, otro día para el bochorno madridista. En esta ocasión servirá para que los blaugranas rindan tributo y homenaje a su "gurú" tristemente desaparecido Johan Cruyff a costa de nuestra sangre y nuestra piel. Algo así como ser los invitados a un aquelarre en el que seremos el sacrificio en honor a un dios pagano. O como cuando los antíguos romanos montaban escabechinas con esclavos en el Circo romanos para representar alguna de sus batallas memorables. Nuestro papel en el clásico va a ser poner el culo, servir de humillación pública ante cien mil forofos culés y cerrar nuestro escarnio con otro "histórico" ¿5-0?, ¿6-0?,¿12-0 con hat-trick de Piqué?, a saber...todo son posibilidades.

Quizás alguno de ustedes le indigne mis palabras; las crean extremo-derrotistas. Para nada, al contrario, esta es la previsión más optimista de lo que será un nuevo tocar un fondo cada vez más profundo y oscuro. Este Madrid hace años que se olvidó de sacar victorias aunque sea por orgullo y pundonor; "tirar de escudo" como se decía en mi años jóvenes. Y tampoco hay nada que rascar en liga; quedarse a 7 puntos ante una hipotética victoria madridista es muestra suficiente para saber que tiramos la liga hace ya 10 jornadas. Hasta están filtrando los posibles fichajes de la próxima temporada para volver a reforzar nuestra "ilusión"; esa que nos prometieron devolver cuando se cerró el fichaje de Kaká, hace ya muchos años y que desde entonces El club, Florentino a la cabeza, ha ido repitiendo maniobra año tras años para ocultar su enésimo fracaso.

Leo que recientemente preguntaron a Bernd Schuster por el Real Madrid, a lo que respondió que se vé a la legua que tenemos un equipo descompensado; cierto; y que ya no es que no podamos competir contra el Barça; ni siquiera contra el Atleti; también es cierto. y es que la realidad merengue apesta. Apestaba incluso cuando se ganó la décima suplicando contra un equipo colchonero que apenas tiró una vez a puesta en todo el partido. Y apesta hoy viendo como los 6 años de "ilusión florentinista" ha sido tiempo perdido; tiempo que otros sí han sabido aprovechar, casualmente los que más ganas tenían de ver nuestra vuelta a la etapa más patética de los más de 100 años de historia madridista. Tranquilos, en agosto viene Pogba por 120 kilos. Ilusión