jueves, 28 de agosto de 2014

SE VA JAVIER...


Xabi Alonso se va. Así, a la francesa...o mejor dicho, a lo teutón. Ha bastado una llamada bavara y un rápido vistazo a su alrededor par darse cuenta de dos cosas: que se ha quedado sin sitio tras la llegada de Kross, y que a sus 32 años era su mejor opción par seguir en la máxima competición. Con el Madrid ha ganado liga, dos copas del Rey, una Champions, una supercopa de Europa y hasta la supercopa de España "in tha face" de los "humildes", y ha sido titularísimo en todas ellas, por lo que su ciclo en el Madrid está cumplido.

Junto con Di María, Alonso se convierte en el segundo jugador que da la espantada esta temporada antes de cerrarse el mercado de fichajes. Arbeloa ha pedido también irse y Khedira se queda para salir gratis el año que viene. El único que no sale ni con Micolor es el topor, y es que le pasa un poco como a su amigo Xavi: aunque la prensa sigan besando el suelo por donde pisan, la realidad es que no les quiere ni el Qatar.

La piel del Madrid muta de una manera insólita e incierta; no sé si alegrarme u horrorizarme. Ciertamente la tendencia en el Madrid era la contraria: jugadores que se eternizaban en el equipo aún no teniendo sitio, salidas lentas e insatisfactorias y glorias pasadas que entonaban el "que hay de lo mío" en el momento en que veían aproximarse la llamada que comunicaba con la puerta de salida. Hoy vemos como salen ellos mismos sin ayuda en un punto de su carrera en que sin llegar a estar acabados y quedándoles un par de añitos o más de fútbol, deciden marcharse ya amortizados. Eso por un lado es síntoma de salud.

Pero también me horroriza, sobretodo con Florentino al mando y con un Carletto poco dado a contravenirle. Me horroriza que los que vienen a dar la alternativa a los Xabi y Di María sean jugadores sobrevalorados y sin criterio futbolístico. Me horroriza pensar que la piel del Real Madrid esté mutando para volver a convertirse en el monstruo decrépito y decadente que fue el Madrid de los Galácticos

miércoles, 27 de agosto de 2014

DE LA SUPERCOPA, DI MARÍA Y LA LIGA


Uno no puede irse a la playa una semana tranquilo. La sucesión de acontecimientos  ha sido tal y en tampoco tiempo que me obliga a resumir tres artículos en uno solo.

Empecemos por el descalabro en la Supercopa de España. Final a doble partido calcado hasta la médula a la de la Champions en Lisboa, con la ligera diferencia de que en esta ocasión, el remate de Ramos en el minuto 93 no entró. Una de las razones por las que muchos merengues no acabamos de entregarnos a Carlo Ancelotti tal como sí hicimos con el "infame" portugués; por el que cuesta soltar un LQDC con todas las de la ley pese al doblete de la temporad pasada,  es porque este Madrid parece pasar del oro (tras el brillante partido ante el Sevilla) a la mierda  a la misma velocidad que corre Bale por la banda.

En primer lugar, suicidio táctico de los de Carlo alineando a Xabi Alonso y a Kross.  El resultado fue un bonito centro del campo ideal para los pajilleros del fútbol de toque, pero inoperante a la hora de generar peligro y romper lineas. Desconozco sí Carlo optó por esta dupla por su afán de contentar a todos, o para mandar un  mensaje sobre el caso Di María (tenemos recursos de sobra, no te necesitamos baby), pero fue desesperante verles de nuevo juntos en el Calderón después de perder el factor cancha en nuestro propio feudo. El comegulas y el teutón son como el agua y el aceite o como dos polos opuestos: no pueden estar juntos y cuando lo están se anulan.

Por otro lado, los problemas del ancelottismo de la temporada pasada:  falta de concentración atrás y nula intensidad cuando el partido requiere resolverse  a cara de perro y muchas, muchas dificultades para hacer gol. No pasa nada: si nos da para repetir el palmarés de la temporada pasada , por mi perfect. Pero uno echa de menos ver a un Madrid echar toda la casta y los huevos en partidos como estos.

La ironía la pone el Atleti y su legión de seguidores "Cholistas" , antaño adoradores del "meacolonias".  Resulta curioso ver como el equipo colchonero  de Simeone cumple con todas las pautas y clichés por las que hasta hace bien poco te acusaban de "nazi", "patético","ultra", matón...y creo con fe ciega que si el mismo Simeone entrenara al Real Madrid desde luego no recibiría las alabanzas y aplausos a mano llena que está recibiendo hoy en día; prueba irrefutable de que detrás de tanta campaña antimourinhista no había ni criterio futbolístico, ni defensa de valores, ni niño muerto, sino el antimadridismo de toda la vida.

Sobre Casillas no me voy a referir; tema manido y ya sobado hasta el vómito. Creo que llegará un punto en que hasta sus más férreos defensores del aficionado merengue acaben dándose cuenta de lo que hay. Si tenemos suerte ocurrirá pronto, antes de que perdamos un título importante a las primeras de cambio, o hagamos el ridículo en otro "alcorconazo".


"Adiós y gracias, Fideo"

Respecto a la marcha de Angelito Di María ya me referí en una entrada anterior, solo que ahora es oficial. Entonces critiqué duramente a Florentino (y lo mantengo), sin embargo ahora que ya conocemos más detalles de la operación, entiendo que al Madrid no le quedara otra alternativa: a "Dima" le ofrecieron el oro y el moro por irse al United ¿quién podría decir que no?. Para colmo su puesto en el 11 no estaba asegurado en el Madrid y en cambio a los Red Devils va en calidad de estrella. Sea como fuere, el Madrid de Floren(timo) peca una y otra vez del mismo problema: deja ir a sus jugadores más rentables mientras se dedica a traer otros sólo por ser la sensación del momento pasándose por los webs el criterio deportivo e incluso del propio entrenador. El resultado de esta operación es que, por un lado dejamos un huecazo donde antes teníamos un jugador desequilibrante por el interior, mientras que nos pasaremos media (quizás toda) temporada buscándole un sitio a James, a quién por cierto, le auguro un brillante futuro en el puesto de Benzemá, donde siempre tuvo que haber comenzado. Algún día Carlo se dará cuenta.

Y cerramos con el primer partido de liga disputado contra el Córdoba, un recién ascendido entrenado por un nobel con carné de "humilde": el Chapi Ferrer; de ahí las alabanzas a su gestión pese a perder 2-0 (es uno más adoptado por la "secta filosofal"). Partido feo y gris propio de un primer partido de liga, pero resuelto con solvencia. Poco más se puede decir. Esto está empezando.  

domingo, 10 de agosto de 2014

RUMBO A CARDIFF (SUPERCOPA "DUROPA")


Tras una gira americana que ha dejado mucho que desear, por fin llega el primer enfrentamiento serio de los merengues. La Supercopa de Europa; un torneucho de pretemporada a un sólo partido cuya consecución sólo se torna "histórica" cuando lo ganan indios y culés, y al que sólo se puede acceder, eso sí, habiendo hecho algo en Europa.

Es curioso, pero siendo el único equipo en haber ganado 10 Copas de Europa en la historia de la Humanidad, en las vitrinas de Real Madrid sólo podemos presumir de una; aquella que ganamos ante el Feyenoord en los albores del presente Siglo; síntoma claro de la importancia histórica que le hemos dado a este trofeo.

De momento el único titular confirmado para el partido del martes es Iker Casillas, a quién semanas atrás Don Carlo, en un arrebato de cansancio mental tras la enésima pregunta de la Prensa sobre quién sería titular para este partido,  le entregó el peto en medio de una rueda de prensa para satisfacción de la mafia Calabresa. La cabeza de su última victima por cierto, ha empezado a rodar rumbo a Milán , y la Prensa  ya lo ha hecho oficial así, sin esperar a un comunicado oficial de los implicados "ni ná", ¿para qué? así nadie podrá desdecirse.

Ahora el calvario que vivió López durante los dos últimos años, pasará al bueno de Keylor Navas, de quién Los Soprano ya han empezado a decir que está en el Madrid por "capricho" del Presidente y que su incorporación no ha hecho sino "reabrir el debate"; lo que traducido al lenguaje común significa que continuarán con las hostilidades hasta que firmemos un manifiesto público ante la Biblia jurando y perjurando que Casillas será el único titular indiscutible en la meta hasta que se caiga de viejo, y Florentino pida perdón y reciba 15 azotes.

El rival para la cita será un siempre desconcertante Sevilla; uno de esos equipos que bien puede ser una madre, o bien nuestra peor pesadilla. Eso sí, desprovistos de su mejor hombre, Iván Rakitic, se prevee que sea más lo primero que lo segundo, así que, como bien dijo el filósofo y humanista Benito Floro: "con el pito nos los f..."


sábado, 2 de agosto de 2014

EVERYTHING WRONG WITH DIEGO LÓPEZ


Diego López  va camino de irse del Real Madrid.Y lo hace, a mi juicio, de la manera más injusta: forzado, sin reconocimiento y por la puerta de atrás; exactamente igual que hace ya varios años y presidentes del Club. La sensación de que se ha hecho todo mal con el guardamenta gallego; de lo injusto del trato recibido es más que palpable, y las redes sociales, su caladero de apoyos, es un clamor a su favor.

Diego tuvo la difícil papeleta de suplir a Casillas en un momento en el que el de Móstoles estaba siendo más que discutido, no solo por su míster de entonces José Mourinho, sino también por gran parte de la afición merengue, quienes le achacaban su poca implicación con el Real Madrid a la hora de devolver  los dardos envenenados que nos lanzaban desde la Ciudad Condal, y sobretodo por su "buena relación" con los Medios que habían iniciado una guerra abierta y sucia con José Mourinho tras negarles  sus privilegios a la hora de acceder al los entrenamientos, al vestuario e incluso desplazarse con el equipo.

Los brutales ataques de la Prensa contra Diego y a favor de Casillas tampoco cesaron con la marcha del portugués. Los Medios decidieron respetar a Carlo Ancelotti -al menos hasta que los seguidores más aférrimos de Mourinho se olvidaran del de Setúbal -, pero no así al guardamenta gallego a quién tachaban de "tuercebotas"y exhibían los goles en contra como "cantadas", mientras otorgaban a Iker Casillas el derecho "divino" de ser el portero titular del Real Madrid.

Pasado el mundial, el Real Madrid se plantea incorporar a Keylor Navas, un guardamenta joven y talentoso revelación de la anterior cita mundialista, y esto ha traído un nuevo debate sobre la portería blanca. ¿Quién debe marcharse?. Nuevamente el blanco de la prensa fue Diego López. Casillas se niega a irse; no sin renunciar a los 3 años de contrato que le quedaban, y el Club, temeroso de romper su "pax" con los medios, parece que ha decidido que sea Diego López el prescindible.

Esta decisión, razonable desde un punto de vista de estrategia de Club, en cambio me parece una gran metedura de pata en las formas por parte de la directiva madridista. A López; un jugador que ha permanecido fiel y profesional al Real Madrid; que ha cumplido sobradamente bajo el fuego intenso de mortero que le han planteado los medios día tras día durante dos años, se le comunica que no se cuenta con él en agosto, con las plantillas de los grandes clubes ya cerradas y sin posibilidad de escuchar buenas ofertas.

No es manera de tratar así a alguien que ha sudado esa camiseta y besado ese escudo; un jugador que ha demostrado ser más madridista que muchos que van de símbolo. Sin duda Diego sabía bien en qué avispero se metía cuando fichó por el Real Madrid, pero esto no quita que se haya sido bastante injusto con el canterano.